He de reconocer que me encantan las “americanadas”, y cuánto más piso ese suelo…más me gustan, es como vivir en una película, con sus animaladas, sus exageraciones, sus hamburguesacas, jeje, donuts…upss… Otro de mis sueños CUMPLIDOS!

ANTES DEL VIAJE:

  • Me gustaría informaros, que para viajar a EE.UU es necesario solicitar el Sistema de Autorización Electrónica para Viajar, conocido comúnmente como “ESTA”. Es un formulario que podréis solicitar para viajar sin Visado, si sois de alguno de los países que participan en este programa, como es el caso de España. Podréis descubrir toda la información necesaria e incluso tramitarlo a través del siguiente enlace: https://www.formularioesta.org Cómo veréis, os conducirá a una página en la que encontraréis todo sobre el “ESTA”, este magnífico trabajo ha sido realizado por un grupo de alumnos de la Universidad de Valencia, del grado de Marketing online. Gracias chicos!
  • Cuando reservamos un vuelo, hotel… y organizamos un viaje, lo normal es que no haya nada que nos impida realizarlo y disfrutar como nos merecemos; pero en ocasiones, las adversidades se plantan en nuestra puerta, y alguna vez hemos tenido que cancelar un viaje entero, es una p_ _ _ _ a… pero es algo que se nos escapa de las manos. Gracias a seguros como Iati, tenemos la tranquilidad de que no perderemos toda la reserva por algún imprevisto y viajamos siempre cubiertos, con uno de sus seguros de viajes + anulación. En este caso para viajar a EE.UU siempre lo hacemos con su seguro IATI Estrella con anulación, su seguro más completo, por a penas 97 euros.

Bueno aquí os dejo mi experiencia sobre uno de los mejores roadtrips hasta el momento que pude realizar, la Costa Oeste de EEUU.

DÍA 1 (14 de Octubre):

Sobre las 14:00 horas empieza nuestra aventura en el aeropuerto de Barajas (Madrid), vuelo XXXX dirección Los Ángeles, nada más y nada menos que 12 horas de vuelo para dar comienzo a nuestro gran sueño americano, la Costa Oeste de EEUU. La compañía con la que volamos, era America Airliness pero operada por Iberia, por lo que el avión no era nada de otro mundo…de los más viejos e incómodos que tiene IB. Aunque creo que teníamos tanta ilusión y ganas de llegar, que se nos pasó volando…nunca mejor dicho.

DÍA 1 (14 de Octubre):

A  las 16:30h aterrizamos en el aeropuerto de Los Ángeles, retrocediendo las agujas de nuestros relojes 9 horas. Lo primero que hicimos después de recoger las maletas, fue ir a la empresa de alquiler de coches, ÁLAMO, que se encontraba a pocos kilómetros del aeropuerto; para ello buscamos el autobús de esta empresa que ponían gratuito desde el aeropuerto hasta la oficina.Pedazo de coche…nada más y nada menos que un MG…de 8 plazas…éramos 5 personas y muchos km por recorrer, por lo que teníamos que ir lo más cómodamente posible, para guardar maletas, descansar…etc  

Bueno, ahora voy con el tema GPS, sin él, todavía estaríamos ahora buscando el primer hotel…es prácticamente imposible moverse por EEUU sin GPS,  así que los 50eur mejor invertidos fue en los mapas para el TOMTOM.

Bueno, metimos las coordenadas del Knotts Berry Farm Resort Hotel, situado a las afueras de LA,  en Buena Park, se trata de un hotel dentro del primer parque de atracciones de LA, está bien, os recibe Snoopy y se saca una foto con vosotros, jaja. Las habitaciones son espaciosas, dos camas de matrimonio enormes, y muy cómodas. Tardamos en llegar al hotel un buen rato, porque en esta ciudad, hay 4 o 5 coches por familia, así que los 6 carriles de autovía, no sirven para mucho…están completamente llenos, y lo único que nos hacía adelantar un poco era el carril VAO, pero aún así, me pareció exagerado el tráfico que había, todos los días, daba igual la hora…

Pero lo importante es que llegamos, y con el hambre que teníamos, después de dejar maletas y pegarnos una duchita, nos fuimos andando a dar un paseo por los alrededores del hotel, aunque ya había anochecido. La carretera, era nacional, y estaba llena de restaurantes, tiendas de Donuts, lavanderías, gasolineras, bares…y encontramos un restaurante estilo Mcdonalds pero típico de allí, se llamaba IN-N-OUT BURGUER, os encontrareis uno en cada esquina, y las hamburguesas están bastante buenas, así que os lo recomiendo.  Después de cenar, a descansar hasta el día siguiente, que tantas horas de vuelo, y cambio horario…se notaban.

 

DÍA 2 (15 de Octubre):

Suena tempranito el despertador,  casi todos los días nos levantábamos aproximadamente sobre las 07:00, madrugón a tope, pero teníamos muchas cosas que ver. Primera parada en una tienda de donuts, solo había donuts, cientos de donuts grandes rellenos de crema, con chocolate, alargados,…y nuestro primer café americano, osea, aguachirri, jajaja. Fue aquí donde nos encontramos al primer coche de Policía, del Sheriff, era una mujer, y muy amablemente nos dejó sacarnos fotos con ella. Cogimos de nuevo el coche y nos dirigimos hacia el Downtown y el Pueblo viejo de los Ángeles, fundado por españoles, recorrimos sus calles, parques, subiendo al Ayuntamiento, a su piso más elevado, desde donde se contemplaba toda la ciudad,  a Street Olvera, que es la plaza dónde nació la ciudad de los Ángeles en sí, y tenían montado un mercadillo en la calle, es peatonal, y podeis encontrar algún detallito interesante.

Sobre las 12:00 de la mañana nos dirigimos al paseo de la fama, en Hollywood Boulevar, dejando el coche en un parking por 5 o 6 dólares el día, hay miles, así que no tendréis problema. Seguramente os decepcione cuando lo veáis, no tiene nada que ver con lo que sale en la TV, pero también merece la pena pasear por él y descubrirlo por uno mismo. Sigamos descubriendo esta Ciudad de Cine!

 

Es una calle normal, llena de estrellitas en el suelo con los nombres de famosos, y de gente que no tengo ni idea de quienes eran, jaja, pero el ambiente de la calle y su fama hacen que sea parada obligatoria, pero no os esperéis ese glamour que nos hacen creer que tiene…porque no es así. Se acercaba la hora de comer, así que vimos un restaurante llamado HOOTERS, era un estilo Foster´s Hollywood que tenemos aquí es España, y fue sin duda la hamburguesa más rica de todo el viaje, a parte de eso, las camareras vas vestidas con mini minishorts, tops, y con mucha pechonalidad, jaja.  Buen seguimos por el Walk to Fam visitando el Teatro Chino,  el suelo lleno de las huellas de manos y pies de los famosillos, en el Teatro Kodak, ahora llamado Dolby Theatre, donde está la alfombra roja que vemos en la tv cuando se celebra el festival de los Óscar , o la famosa avenida Melrous Place.

 Ahora tocaba coger el coche y dirigirnos hacia el famoso cartel de HOLLYWOOD, para llegar a él, hay que pasar por las afueras de la ciudad, por zonas residenciales con casonas muy chulas; y una vez que llegamos al punto más cercano al que se podía acceder, ya que está prohibido llegar hasta el cartel desde hace un tiempo, pues allí nos hicimos las fotitos de rigor, y otra vez para el coche, ya que allí tampoco se necesita mucho tiempo, el cartel tiene su fama, pero me esperaba algo muucho más grande!! Aún así, se pueden hacer fotos muy graciosas con el cartel.

 Bueno pues toca coche, y nos damos unas vueltas por Beverly Hills, con el cartel que se encuentra en la entrada nos hacemos varias fotos, y contemplamos las pedazo de mansiones que allí se encuentran, la verdad que no me importaría para nada vivir allí.

Bueno pues es una de las zonas más elegantes de LA, allí se encuentra una de las casas de Michael Jackson, pero está muy bien escondida, aunque con las coordenadas y el GPS llegamos perfectamente, y bueno , para hacer una fotito y mirar por una rendija…aunque no se ve nada, jaja. En Beverly Hills se encuentra Rodeo Drive, que se le conoce como las 3 esquinas de oro, allí están las tiendas y boutiques más caras del mundo…vamos, para ver y poco más, jaja. De vuelta para el hotel, pasamos también por Bel-Air, es uno de los barrios residenciales más lujosos de LA, viven muchos famosos allí, y está muy controlado, incluso no está permitida la entrada si no vives allí. Vuelta al hotel, cansados, cenita rápida y a dormir, que el día siguiente prometía.

DÍA 3 (16 de Octubre):

Madrugón de nuevo, y desayuno a tope, para coger fuerzas para recorrer los pueblos costeros, Malibú, Santa Mónica y Venice, para mi entran dentro de los imprescindibles de la Costa Oeste de EEUU. Primero llegamos a Malibú, visitando su puerto pesquero, y las bonitas playas de arena fina, y la gente practicando surf o padel surf, es un lugar bonito y tranquilo, y da sensación de relax.

 

Luego nos dirigimos a Santa Mónica, que está a poca distancia de Malibú, y allí dejamos el coche en un parking y recorrimos la ciudad andando. Lo más importante para ver es la calle de las tiendas, llamada Third Street Promenade, Santa Mónica Beach, la famosa playa donde se rodaron los vigilantes de la playa, llevaos el bikini y bañador, que presta un bañito en esas aguas pacíficas. La ciudad en sí, me pareció muy bonita, y nos quedamos allí a comer, en el Pier, un embarcadero con varias atracciones de feria como una noria que se mantiene todo el año, y hay varias tiendas de recuerdos, y restaurantes para turistas como el Buba Gump, en honor a la película de Forrest Gump, por una de sus escenas grabadas a llí.

Esta vez  cambiamos de hamburguesa a perrito, jaja, igual de bueno e insano. Otra de las típicas cosas que se ven en Santa Mónica, es el cartel del fin de la ruta 66.  Otra vez cogemos el coche y nos dirigimos a Venice, otro pueblecito de la costa precioso, con canales como en Venecia y su puerto marítimo y playas muy bonitas, con un largo paseo dónde la gente va patinando, en bici, o haciendo footing., y la playa está llena de canchas de volley playa, decenas de redes por toda la playa, era curioso.

Mientras paseábamos, pasamos por delante de un parque de bomberos, y nos quedamos mirando, al ver que éramos turistas nos invitaron a entrar, y nos enseñaros sus instalaciones, la verdad que muy majos, y nada que ver con las de aquí…yo no vi nunca un camión de bomberos tan grande, alucinante. Y de paso, nos situaron un poco en la ciudad, y nos dirigieron a una zona para cenar cerca de los canales, y bueno, elegimos un restaurante italiano, no recuerdo el nombre, creo que era That’s Amore C&A Trasttoria, no estaba mal pero las pizzas no son recomendables, pero había mucha gente y los camareros hacían como un espectáculo, nos daban a todos un papel con la letra de una canción en italiano, y de repente, se apagaron las luces, y sonó la música, con la canción que nos habían dado, entonces ellos cantaban una parte, y los clientes otra, bueno, no es nada de otro mundo pero fue divertido gritar THAT´S AMOREEEEEEEEEEEE a la vez que brindábamos, jaja. Bueno ya eran horas, y nos fuimos caminito del hotel, que a nuestra llegada, estaba lleno de gente celebrando Halloween, ya que en EEUU es una fiesta muy popular que dura casi todo el mes, las casas estaban adornadas con calabazas, con esqueletos….y en el parque de atracciones estaba todo adornado acorde la fiesta.

DÍA 4 (17 de Octubre):

Arriba!!! Que nos vamos a la Universal Studios Hollywood!!! Yeahhh!!! Bueno después de desayunar y despertarnos a las 7:00 tocaba día de atracciones y efectos especiales. Este día tardamos casi 2 horas en llegar, el tráfico era horrible, 20 km un hora… pero bueno, merecería la pena, el parque abría a las 10 y nosotros llegamos a punto. Compramos las entradas Vips, lo recomiendo, son 107 euros, pero merece la pena no esperar colas en las atracciones. Bueno, voy a ir rapidito, teneis que catar todas las atracciones, pero hay algunas que merecen mucho más la pena, por lo que si no os da tiempo y tenéis que dejar alguna, que no sean ni la The Simpsons ni la de Transformers The Ride 3D, para mi fueron las mejores en cuanto a simuladores, yo llegué a tener vértigo y pasarlo mal…agarrarme fuerte fuerte…y sabiendo que en realidad no te movías del sitio, en fin, un pasote. Otra de las que me gustó mucho, por su decorado, fue la de Jurassic Park, es la única de agua que hay, y realmente….terminareis empapados!!! Pero como hacía tan buen día, nos secamos rapidito. Shrek 4D está bien, aunque es más para niños, pero merece la pena, la verdad que se lo tienen muy currado. House of Horrors, yo cuando salí pensé que estaba afónica…no es nada de otro mundo…pero me llevé cada susto…que a mi no me gustaría volver a entrar, pero por la tensión que pasé.

Dentro del parque, podías coger un trenecito, que se llamaba Studio Tour, a ciertas horas era con un guía en español, así que sin problemas, iban recorriendo escenarios de películas y series, y los platós de algunos programas americanos como La Voz, también la nave donde se estaba grabando CSI, las casas de Mujeres desesperadas, La Señora Flecher, Tiburón, la casa de Psicosis con el loco en la puerta, la verdad que está muy bien, os recomiendo que os sentéis del lado izquierdo, se ven más cosas que en el derecho. Y bueno, lo que más me impacto fue cuando pasamos por una de las escenas de La Guerra de los Mundos, aluciné, era tan real….el avión entero accidentado, a trozos, gente muerta por todos lados, manos, cabezas….muy realista. Y también nos enseñaron los decorados de casi todas las películas y series…que son los mismos, pero con algún retoque, la verdad, que vaya desilusión!! Hollywood es todo una mentira, un decorado…jeje. En el recorrido de este tour, nos metieron en la atracción de King Kong, dentro del trenecito, y también es espectacular. Yo recomiendo esta visita sí o sí, os lo pasareis bien. Bueno y como no, tocó comer allí en el parque, y probamos el famoso PINK´S, supuestamente el sitio de perritos más buenos de esa zona, y la verdad que os encontraréis restaurantes de esta cadena por muchos sitios, si tenéis oportunidad probadlos. De postre, un helado, “el helado” como digo yo, el más rico del mundo mundial, jeje, para mi fue el helado más rico que probé, nos lo compramos dentro del parque, en un sitio conocido, BEN&JERRY`S , probadlo!!es un mandato!! Ahora toca coche, y el tráfico ya no es tan abundante al revés, ya que ahora vamos del centro hacias las afueras, así que pronto llegamos, duchita y a dormir, ya que al día siguiente nos tocaba comer mucho asfalto.

 

 

DÍA 5 (18 de Octubre):

Ruta 66 allá vamos!!!! Salimos tempranito como siempre, GPS y coordenadas a punto, super desayuno y carretera! Hoy nos tocaba recorrer un tramo de la famosa ruta 66, es digno de recorrer, hay algún tramo aburrido, porque es muy monótono, pero según te vas encontrando los pueblecitos típicos de la ruta, que siguen igual desde que se construyeron, las gasolineras, las tiendas, los moteles….guauu!! me encantó!! Tuvimos que cruzar parte del desierto de Mohave, Arizona, quizás es el tramo más aburridillo, pero con buena música y compañía, y las ganas que teníamos, se nos pasó rápido.

El primer pueblo en el que paramos, fue en Kingman, y comimos en un restaurante totalmente acorde con el lugar, es el más fomoso y en el que todo el mundo para, se llama MR. D´Z ROUTE 66 DINER, buena elección, aunque estaréis cansados de comida basura, yo aquí me pedí ensalada, y estaba muy buena.  Delante de este restaurante, se encuentra un furgón azul con logotipos de RUTA 66, foto  asegurada!! Y en frente, en un pequeño parquecito, podréis ver una locomotora de los años 30, llamada SANTA FE,  que formó parte del ferrocarril del Pacífico. La siguiente parada fue en Hackberry, un pueblo mínimo del desierto de Mohave, en el que encontrareis a mano izquierda una tienda muy muy muy antigua, en la que podréis ver y comprar algún recuerdo, imanes, camisetas…y para los chicos, entrad al WC, estoy segura de que os encantará. Delante de la tienda hay un montón de cosas de la época, como coches antiguos, surtidores de gasolina… La siguiente parada fue en Peach Springs, otro pueblecito típicio de esta ruta, da la sensación de estar en otra época por como tienen todo decorado, al igual que el siguiente pueblo que fue Seligman, podreis ver una prisión antigua, tal cual estaba hace años, coches, motos, y muñecos vestidos de los años 50 que adornan las calles. Finalmente, y como siempre anocheciendo, llegamos a Williams, dónde pasaríamos la noche en el Holiday Inn Williams, a la entrada del pueblo, situado al lado de varios restaurantes y gasolineras. Después de hacer el chek-in y dejar las maletas, nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo, erá tétrico, silencioso, no había nadie en la calle, y a las 21:00 estaba todo cerrando…nos pusimos a caminar, y cuando íbamos a la altura de una gasolinera, un coche patrulla, se paraba y salía un policía con la pistola en la mano apuntando al conductor de un coche que se encontraba allí, hasta que paró el coche, saco las llaves, y lo registró con una linterna en mano, vamos, americanada total. Bueno, pues seguirmos por el pueblo, lleno de niebla, y bajo cero, vamos, congeladitos perdidos, hasta que llegamos a una zona un poco más turística supongo, aunque no dejaba de ser un pueblucho, había algún bar abierto, y entramos en uno, había bastante gente, jugando al billar, a los bolos, moteros con su chupa de cuero, y lo único que no pegaba allí, era una pedazo máquina de música, como las de antes, que elegías el disco, pero digital…y de apple, y había todas las canciones que podíamos imaginar…pues unas cervecitas por favor!!! Nos echamos unas risas, y de vuelta al hotel.

 

DÍA 6 (19 de Octubre):

Muy tempranito dirección El Gran Cañón del Colorado, impresionante. Mis 3 amigos, habían elegido visitarlo desde el aire, en helicóptero, una excursión de 30 minutos que costó 130euros aproximadamente, no recuerdo bien. Mi novio y yo, ya que a mi no me gustan mucho las alturas, decidimos hacerlo en coche. Al llegar a la entrada, había una casetita, con un hombre, el cual te daba un ticket, que teníamos que poner en el coche, que nos permitía la entrada al parque durante 7 días, y eran 25 dólares por coche. Entramos y nos dirigimos al centro de visitantes, os recomiendo que siempre vayáis a todos los centros de visitantes porque os ayudarán mucho para no perder el tiempo sobre todo.

Nos dieron un mapa, y nos explicaron las distintas rutas que había dentro del parque, y que cada cierto tiempo salían autobuses de distintos colores según la ruta deseada, desde el centro de visitantes, por si no llevábamos coche. Nosotros fuimos por nuestra cuenta, y cogimos una de las rutas, comenzamos a andar con el coche, y solamente veíamos árboles, bosque, algún ciervo….coches que nos cruzábamos, autobús…pero no lo que estábamos buscando, hasta que después de 10 minutos aproximadamente en coche, ya dispuestos a darnos la vuelta, nos quedamos boquiabiertos, ahí estaba, el Gran Cañón, rápidamente nos paramos, nos bajamos del coche, y contemplamos esa maravilla de la naturaleza, me pareció increíble, ni un ruído, y me sentía un enanito frente a esos acantilados. Bueno seguimos haciendo la ruta, cada vez nos gustaba más, y nos dimos cuenta, que era imposible ver y hacer todo lo que se podía en tan poco tiempo, se me quedó una espinita de no haberme quedado allí 2 o 3 días, os lo recomiendo, había muchísimas cosas que hacer, rafting por el río del colorado, rutas senderistas por cuevas, rutas a caballo, lugares preciosos con cascadas, un montón de ardillitas que se te acercaban, ciervos…campings, no se, una maravilla. Nos reunimos con los demás y cruzamos parte del cañón con el coche, para llegar a nuestro próximo destino. Esa noche dormiríamos en Page (Az), pero antes de llegar, tuvimos que desviarnos aproximadamente 2 horas del camino, para llegar hasta el Monument Valley,  o Valle de los monumentos, es una gran depresión que se sitúa justo en la frontera de los estados de Utah y Arizona, este valle pertenece a los Indios Navajos, este sitio ha sido escenario de muchas películas, e incluso salía en los paquetes de tabaco de Marlboro. Llegamos justos para el atardecer, allí no hay absolutamente nada, pero ver el atardecer merece la pena. De vuelta otra vez, y nos dirigimos a Page, a pasar la noche en el Best Western Plus at Lake Powell. Pueblo perdidísimo de la mano de Dios, yo estaba tan cansada que ni salí del hotel, pero mis amigos fueron a cenar, y dicen que era muy parecido a Williams, de ese estilo.

 

DÍA 7 (20 de Octubre):

En pie, y bien tapaditos, hoy toca visitar el Antelope Canyon, otro imprescindible de la Costa Oeste de EEUU. Es un cañón estrecho situado en Page, en una reserva de indios navajos, ya que solamente se podrá visitar si contratáis una excursión con ellos, que os llevarán hasta el lugar y os lo enseñaran, aproximadamente sale a 35 euros por persona. Es otra de las maravillas de la naturaleza que no podéis perderos, es tan bonito, las formas de las rocas, la luz entrando por los agujeritos, no se, es una pasada, sale cada fotaza, que parecen de postal, eso sí, recomiendo que cojáis la excursión de segunda hora, dicen que el sol está mejor para cuando lleguéis allí ver los efectos de la luz en las rocas.

Es hora de comer, así que ¿qué mejor que una brasería? Pues genial, la carne buenísima y las ensaladas también, que ya lo echaréis de menos, eso sí, siempre Diet Coke, jaja. Después de comer y relajarnos unos minutos, tocaba otra vez comer asfalto, pero, siempre merece la pena, nos íbamos a LAS  VEGAS!!!!! Casi 5 horas de carretera, pero al final, ahí estaban, ¡qué nervios!, luces, casinos enormes, coches, coches, coches, luces, gente en la calle, música, y allí al fondo, la luz láser azul del Hotel Luxor, nuestro hotel para esos 3 días. Aparcar….fue toda una odisea, allí había miles de coches, y no encontrábamos el parking, en fin, preguntamos como buenamente pudimos, y al final, nos enteramos que el parking estaba detrás del hotel, girando la calle a la derecha. Aparcamos, y para llegar al mostrador…que digo mostrador…pedazo de mostrador de 30 metros lleno de recepcionistas y colas de gente, ¡qué pasada! Pero para llegar ahí, te obligaban a cruzar el casino, vamos, de cuadro, con las maletas, las caras de sorpresa, y la gente jugando a la ruleta, un Audi A4 girando en una plataforma de premio de una máquina, las viejecitas con el bastón y el whiskyto, buah, alucinante. Las habitaciones la verdad que no estaban mal, pero no tenían nada que envidiarle a las de los demás hoteles, eran amplias, con dos camas de matrimonio, y un baño grandecito, solo que no tenían nevera….pero no hay nada que sea un impedimento para nosotros…ya os contaré. Bueno, pues venga, a pasear por el STRIP, la calle más importante de la ciudad,  dónde se encuentran los hoteles y casinos más famosos del mundo. Esta calle nunca cierra por decirlo así, está funcionando 24 horas, es una pasada. Pues encontramos un restaurante mexicano, al lado de la tienda gigante de M&M´S, dónde comimos de lujo y nos trataron muy bien, no recuerdo el nombre, pero no tiene pérdida. Caminamos un poco por la zona, y regresamos al hotel porque el cansancio nos podía.

 

DÍA 8 (21 de Octubre):

¡WELCOME TO LAS VEGAS! Hoy era día de compritas, cogimos el coche y nos dirigimos a uno de los Outlets que hay en la ciudad, se diferencian porque a uno le llaman del Norte y al otro del Sur, y uno es abierto, estilo Las Rozas Village, y el otro es un edificio como un centro comercial.

Bueno, fuimos al que era al descubierto, y pasamos toda la mañana comprando y comprando, no creáis que no cansa comprar, jaja, además hay mucha gente y colas, pero tiene algo bueno, que antes de irnos de viaje, nos inscribimos en la página de los Outlets y sacamos cupones de descuento, y una vez allí, nos dirigimos a la oficina de información, y nos canjearon los cupones impresos por un librito que enseñabas en las tiendas y te aplicaban el descuento, estaba muy bien, porque en las tiendas normalmente había ya mucho descuento, y si le enseñabas el tuyo, te lo sumaban, así que ahí empezó mi locura!! Jaja. Cuando terminamos en ese, nos fuimos al otro, ya que nos quedaban algún encargo por comprar, de tiendas que no había en el primero, y aprovechamos ya para comer allí en un autoservicio de comida rápida. Hoy tocaba colada, así que al salir del outlet, fuimos a una lavandería americana, me encanta, es igual que en las películas, menos mal que había una señora hispana haciendo su colada, y nos explicó todo lo que debíamos de saber….sino….más de uno nos quedaríamos con toda la ropa encogida o desteñida, jeje. Regresamos al hotel, no sin antes comprar en una gasolinera, un pack de 18 cervezas, Coronas exactamente, y bien fresquitas, y claro, como antes comenté, en las habitaciones no disponíamos de nevera, porque son muy listos, y quieren que consumas en el casino, entonces se nos ocurrió la brillante idea, de coger hielo de la máquina de hielos que estaba frente a nuestras puertas de habitación, y llenar los lavabos de hielo picado, y allí, metimos todas las cervezas!! Qué bien bajaban fresquitas!! Luego una ducha, y tocaba un McDonalds ya simplemente por curiosidad, y sí, sabe exactamente igual en todos los sitios del mundo!!jaja. Por cierto el Mcdonalds se encontraba dentro del casino….en fin.

 

DÍA 9 (22 de Octubre):

Hoy descansamos un poco más, sobre las 10 salimos del hotel, y nos fuimos directamente a buscar el cartel de WELCOME TO LAS VEGAS, estaba a 15 o 20 minutos andando desde el Hotel Luxor, lo que pasa que hacía un montón de calor, el sol pega fuerte, es pleno desierto. Y por fin, ahí estaba, con una cola de gente para hacerse la fotito que todo el mundo que va a Las Vegas tiene obligación de hacerse, como veréis, allí se encuentra un hombre día y noche, que os saca varias fotos por si queréis salir juntos, y podéis darle 1 dólar, o no, tampoco os lo pedirá. Haceos la foto saltando, queda súper chula!! Bueno este cartel se encuentra en la propia calle Strip, pero en una de sus entradas, según salís del hotel Luxor, tenéis que ir hacia la derecha y por ese camino también os encontraréis alguna iglesia en la que podéis casaros vestidos de Elvis y Marilyn. Debido al calor que hacía, nos decidimos a comprar un bono de autobús, en las propias paradas, había máquinas para comprarlo, de varios días o de 24horas, y podíamos subirnos las veces que quisiéramos en los atubuses; he de decir, que tenéis que introducir el dinero justo, ya que no tienen cambio, creo recordar que eran 8 dólares por persona, y metimos 20 y no nos dio vuelta, así que tenedlo en cuenta. Hay atubuses diurnos cada pocos minutos, que recorren todo el Strip, para que os bajéis y veáis todos los Casinos, y durante la noche, están los Búhos, que hacen menos paradas pero están bien igualmente, tienen dos plantas y la verdad que vienen bien para regresar al hotel cuando anochece.

Pues vamos a por los Casinos temáticos, son súper bonitos,  empezando por EL PARÍS, con su torre Eiffel de más de 100 metros, os lo recomiendo porque es uno de los mejores sitios para desayunar, eso sí, con la tarjeta en la mano, es carillo pero merecerá la pena; y aquí empezamos con las cervecitas de mañaneo, para desayunar fuerte, nos sentamos en unos taburetes de una barra de uno de los bares de dentro del París, y pudimos ver que estaba lleno de pantallas en la propia barra para jugar a póker, entonces entendimos, que si jugábamos, todas las consumiciones serían gratis, por lo que había que probar suerte, y jugamos unas partidas al black jack, nos tomamos varias cervezas, y seguimos nuestra ruta. Tenéis que pasar por el HOTEL CASINO CAESARS PALACE, uno de los más famosos sobre todo por la película de Resacón en las Vegas, ¿os acordáis?; bueno otro de los que más me gustó, fue EL VENETIAN, es uno de los más lujosos, con sus canales, góndolas, increíble tanto por fuera como por dentro, así que no os lo perdáis. EL EXCALIBUR, está cerca del LUXOR, de hecho, hay un trenecito que comunica a estos dos hoteles y al MANDALAY, ya que al parecer son del mismo dueño. Otro de los hoteles temáticos es el NEW YORK NEW YORK, os sentiréis como en NY, otro es el CIRCUS CIRCUS, que es como el nombre dice, un Circo, con trapecistas, y como una feria, es uno de los casinos más antiguos de las Vegas. En cuanto a casinos no temáticos, os encontraréis el FLAMINGO, el MGM, que es el más grande de la ciudad, EL WYNN, y sobre todo no podéis perderos el espectáculo de las fuentes del BELLAGIO, tendréis que informaros de los horarios, creo que cada hora en punto había uno, igualmente que el volcán del HOTEL MIRAGE, es muy bonito, lanzan bolas de fuego, con música, si podéis dejadlo para cuando anochezca, e intentad llegar 15 o 20 minutos antes porque aquello se pone a tope.

Después de comer en uno de los restaurantes del exterior del HOTEL CAESARS PALACE, rapidito, y regresamos al hotel para darnos un homenaje en la piscina, hasta las 18:00 h que cerraba, y después de una duchita y descansar unos minutos, nos dirigimos a ver los espectáculos que anteriormente os comenté, el de fuego y las fuentes, no os lo perdáis. Cuando terminamos, decidimos ir andando al anochecer hacia la calle Fremont, que antiguamente era la zona más popular de la ciudad, ahí nacieron Las Vegas, los primeros casinos… esta calle está situada en la otra parte del Strip, así que sin darnos cuenta, caminamos casi 15km, hasta que ya estaba oscureciendo demasiado, y la gente pasaba de ser turista a vagabundos, así que al llegar al HOTEL STRATOSPHERE, que es el último de la calle, y bueno, justamente enfrente del hotel hay una parada de autobús, así que nos subimos para llegar a la Calle Fremont, ya que todavía quedaba un rato, aprovechando que esperábamos el bus, pudimos observar, como desde lo alto del hotel, hacían puenting, alucinante, se tiraban desde lo alto de la torre, que son aproximadamente 350metros, tenéis varias atracciones dentro del hotel, si sois atrevidos no lo dudéis. Bueno llegamos por fin a la Calle Fremont, una calle peatonal, bastante larga, cubierta totalmente por una pantalla en semicírculo, en la que se celebra cada noche el espectáculo FREMONT STREET EXPERIENCE, está muy bien, no os lo perdáis, ponen música videoclips, la gente canta, baila, es un ambiente chulo, aunque cada vez que te acercas más al final de la calle, los indigentes aumentan, y es un poco incómodo, la gente está chalada, y muchos borrachos, así que yo recomiendo verla pero no quedarse en ella mucho tiempo por la noche. Nosotros cogimos un taxi y nos fuimos para el hotel de nuevo, a cenar y descansar ya que el día siguiente nos tocaba coche de nuevo.

DÍA 10 (23 de Octubre):

Madrugón al canto, un buen desayuno de sándwiches y un buen café para aguantar el día. Eso sí, os recomiendo que llenéis el tanque de combustible en Las Vegas, ya que es mucho más barato que en cualquier sitio, no pagan impuestos , se hacen cargo los casinos. Bueno, ya en el coche, nos dirigimos hacia EL DEATH VALLEY, o conocido Valle de la Muerte.

Es un desierto en el que podéis encontraros temperaturas hasta de 50º, está en medio del desierto, y forma parte de Mohave también. Igual que en todos los parques naturales, pagaréis una entrada por vehículo, de 15 o 20 dólares, y cogeréis un mapa en el centro de visitantes, y ya veis la ruta que mejor os parezca, y los puntos de interés que queráis ver, es bonito, pero no tiene nada que ver con el Gran Cañón, de momento se lleva la palma.

Hicimos parada en puntos como el “Artists Palette”, destacado por su diversidad de colores, debido a la oxidación de los metales de las rocas, es curioso de ver.

Llegamos también a la zona más baja del hemisferio occidental, la cuenca Badwater, que es una zona de suelo salino que podréis identificar perfectamente ya que el suelo es completamente blanco debido a los cristales de sal.

Tras recorrerlo durante 2 o 3 horas, seguimos camino hacia Yosemite, dónde haríamos noche, no sin antes pararnos a comer en el único pueblo que había en el camino, una buena hamburguesaza y vuelta a la carretera.

Llegamos por fin, después de varias horas, a Mammoth Mountain Inn, un hotel situado en un pueblo llamado Mammoth Lakes, en plena sierra, y a los pies de varios telesillas, ya que es una zona de estación de esquí muy visitada, pero todavía faltaban 15 días para empezar la temporada, por lo que llegamos al hotel, entramos, muy acogedor, con su chimenea, y nuestra sorpresa al realizar el Chek-in, fue que nuestras habitaciones se encontraban fuera, en otro edificio, claro, es un hotel que solamente funciona en temporadas de nieve, por lo que nos encontrábamos totalmente solos en aquel edificio….la verdad…que a mi me daba un poquito de miedo, sobretodo los chicos de mantenimiento, eran los típicos de una peli de miedo que por la noche entrarían en las habitaciones a asesinarnos…. Después de comprar en una gasolinera algo para cenar, y tomarnos unas cervecitas en la habitación, ya que allí no había nada a muchos km a la redonda, pues tocaba descansar y estar preparados para el día siguiente.

 

DÍA 11 (24 de Octubre):

Amanecimos nevados!!!guauu! pasamos del Death Valley con un calor de muerte, a ver las montañas nevadas y los termómetros bajo cero, ¡qué bonito! Un café calentito en el lobby del hotel, una buena napolitana de chocolate, y dirección Yosemite National Park, otro de los parques naturales más bonitos de la zona.

 

Es un gran valle, rodeado de naturaleza, árboles, animales, lagos, prados, secuoyas gigantes…esta época era buena para visitarlo, ya que de noviembre a mayo se encuentran muchos de los caminos cerrados por culpa de la nieve. La misma operación, llegar al centro de visitantes, y coger el mapa dónde os marcan los puntos más interesantes del parque, como Mariposa Grove, Wawona, el Medio Domo, El Capitán, y hermosas cascadas, hay muchas actividades que realizar, como alquilar bici, escalar rocas, senderismo… Por cierto, el famoso árbol  túnel, del que podéis ver una foto más abajo, se ha caído tras un fuerte temporal en enero de este año 2017, jo qué pena…La naturaleza a veces es sabia, y otras…

Tras pasar la mañana visitando esta maravilla de la naturaleza, nos paramos a comer algo en la primera gasolinera que nos encontramos, y empezamos el camino hacia San Francisco, que nos esperaban aproximadamente 5 horas de carretera. Por fin llegamos!!

Golden Gate, San Francisco

San Francisco de noche, impresiona, a mi me gustó más que Los Ángeles por cierto. Bueno localizamos el hotel, HOTEL METRÓPOLIS, nunca lo olvidaré…bueno, según paramos el coche, y nos disponíamos a bajar las maletas, 5 o 6 zombies se aproximaron a nosotros, hablando en inglés, y diciendo sabe Dios qué…daban asco y miedo!! Rápidamente entramos al hotel por un parking, y uno de mis amigos se quedó en el coche, finalmente tuvo que entrar al parking por que los Walking Dead no lo dejaban tranquilo.

Yo estaba con muy mala sensación, el hotel estaba bien, la recepción bien, y para subir a las habitaciones había un ascensor grande, al que sólo se podía acceder con la tarjeta de la puerta de la habitación, pero aún así…yo estaba asustada por lo que habíamos visto fuera. Dejamos las maletas en las habitaciones, que no estaban mal, pero sin duda el peor hotel de todo el viaje, era frío, y las habitaciones pequeñas, pero bueno, estaba muy bien situado, en una de las calles principales de San Francisco, Market Street, dónde se encuentran un montón de tiendas conocidas, pero por el otro lado del hotel, estaba la calle Turku, uno de los barrios “chungos” de esa zona, por eso por las noches, salían los vagabundos, las bandas…etc… a mi personalmente no me gustó, no me sentía segura, aunque finalmente no nos pasó nada, pero yo a partir de cierta hora ya no salía del hotel, estaban siempre acechantes. Salimos del hote para dirigirnos al aeropuerto, para entregar el coche de alquiler en la empresa Álamo, una vez entregado, tuvimos que coger un metro que nos trasladó   a la propia calle Market, la parada de Powell, que queda a 2 minutos del hotel. Era de noche, y seguían los homeless y las sirenas sin parar. Por cierto, los medios de transporte en esta ciudad funcionan perfectamente, hay diferentes tipos, “cable car” que es como un tranvía, es curioso, lo veréis, hay autobuses normales, es cómodo y de los más utilizado, ya que compráis el ticket, y os lo cortarán, marcando hasta la hora que lo podéis seguir utilizando, 3 o 4 horas más, y sale muy barato; los taxis no creo que sean muy necesarios al haber tantos medios de transporte, también hay tranvías y metro, nosotros nos movimos en autobús y en metro, para ello, tendréis que mirar las líneas de metro, y en la máquina donde se compra el billete, ver cuánto cuesta el trayecto, ya que dependiendo a donde vayáis es un precio u otro, entonces deberéis de ir dando a un botón de la máquina que va aumentando dinero, hasta que lleguéis a la cantidad que indica la parada donde os vais a bajar, es un poco rollo al principio, pero es fácil, si os pasáis de dinero, deberéis guardar el ticket, no lo tiréis, y para la próxima vez, se quedará ese dinero ahí acumulado.

 

DÍA 12 (25 de Octubre):

Amanecemos en San Francisco, hoy  será un día muy divertido, por lo menos el que más me ha gustado a mi. Madrugamos para variar, y salir del hotel sobre las 7:30h, desayunamos en el hotel y vamos directamente a la calle Market a coger un autobús que nos lleve a FISHERMAN’S WHARF , es el antiguo puerto de la ciudad, está repleto de tiendas y restaurantes, y un montón de leones marinos, que podréis verlos cuando queráis ya que siempre están allí armando escándalo, bueno este puerto tiene varios muelles o “piers”, nos dirigimos concretamente al PIER 33, dónde nos esperaba un ferry para llegar a la Isla de Alcatraz, y sumergirnos en la historia de la cárcel más famosa del mundo.

Bueno, qué decir, es impresionante, me entraban escalofríos por el cuerpo mientras la iba recorriendo con el audioguía activado, contando paso a paso historias de la prisión, con relatos reales narrados por sus propios protagonistas, presos o policías, merece mucho la pena, impresiona, eso sí, llevad contratada la excursión en el primer ferry que salga, ya desde España, porque es algo bastante concurrido, y no podéis iros sin verla, aproximadamente son 30euros por persona. ¿habrán sobrevivido los prófugos o no?…nunca se sabrá.

 Cuando terminéis la visita, podréis coger cualquiera de los ferrys que regresan al muelle, y daros una vuelta por el PIER 39 y comer algo, para después llegar hasta el PIER 45,  dónde teníamos alquiladas unas bicis para disfrutar de la ciudad sobre ruedas, sin duda una de las mejores cosas que hicimos, nos salió aproximadamente 32euros por persona. Recogimos la bici, e hicimos un recorrido muy bonito bordeando el mar, hay varios lugares muy interesantes y fotos preciosas durante el recorrido, hay cuestas también, pero bueno, todo sea por la vida sana!! Un empujoncito y listo!!

En la empresa de alquiler de bici os darán un mapa, y os marcarán la ruta dependiendo lo que queráis hacer, nosotros elegimos ir desde el puerto a SAUSALITO, que es un pequeño pueblecito al otro lado de la bahía, justo enfrente de San Francisco, más o menos son 13km de distancia, pasamos por una playa, cruzamos parques como YERBA BUENA GARDENS, y el GOLDEN GATE, que es enorme, y fijaos en los carteles que hay a lo largo del puente, carteles que ponen un número de teléfono para llamar antes de suicidarte, muy fuerte, pero es el lugar de más suicidios del mundo según parece. Bueno tras llegar a SAUSALITO, comimos en un restaurante italiano que nos encontramos a la entrada del pueblo, tenía buena pinta y teníamos hambre, así que cansados de tanta hamburguesa nos pedimos unas buenas ensaladas, con lasañas y pasta, y cervecita para acompañar, ya que la vuelta la haríamos desde el puerto de Sausalito cogiendo un ferry hasta el puerto de S. Francisco, con la bici incluida, jaja, es raro, pero el ferry estaba lleno de bicis, cientos de bicis, se ve que no todo el mundo es capaz de hacer el recorrido a la inversa, había unas cuestas impresionantes!!! Llegamos al puerto, devolvimos las bicis y dimos un paseo por el Pier 39, estábamos muy cansados y decidimos volver al hotel para madrugar el siguiente día.

DÍA 13 (26 de Octubre):

Como siempre desvelados a las 7:00 de la mañana, a parte las sirenas no dejaban conciliar muy bien el sueño, pero bueno, teníamos el cuerpo cansadísimo, así que salimos del  hotel sobre las 9:30, nos fuimos a desayunar y empezamos a ver la ciudad con un mapa que habíamos cogido en el hotel. Como ya os dije, estábamos muy bien situados, por lo que andando nos recorrimos parte de San Francisco. UNION SQUARE, es la plaza más importante, rodeada de tiendas, bares y restaurantes, y se encontraba en la parte de arriba del hotel, dos calles por encima. CHINATOWN, es el barrio chino más grande de norteamérica, y podréis ver una puerta al principio de la calle, que da paso al barrio, es una zona curiosa, y podréis comer y comprar cosas, hay un chino en cada esquina, jeje.

A unos minutos se encontraba LITTLE ITALY, la pequeña Italia, con un ambiente muy europeo, con casitas de construcción típicas,  y lleno de restaurante, como me encanta la comida italiana, paramos a comer y seguimos nuestra ruta. Próximo a Little Italy se encuentra TELEGRAPH HILL, un barrio situado a 83 metros de altura sobre el nivel del mar, os podéis imaginar las cuestas…También nos encontramos el barrio RUSSIAN HILL, FILLMORE STREET, que pertenece a Fillmore District, es una zona muy tranquila, y preferida para los habitantes de S.Francisco. Otra de las calles que son de parada obligatoria, o más bien, subida obligatoria, es LOMBARD STREET, ufff!!! La calle que caracteriza a S. Francisco, es la calle más empinada de la ciudad, con una cuesta de 40º de inclinación haciendo un zigzag, vamos, toda una aventura subirla. Bajamos de la calle y llegamos al final del puerto, muy ambientado para darse un paseo tranquilamente por él, y ver el mercadillo que había, o entrar si podéis en un restaurante llamado RAIN FOREST CAFÉ, está chulísimo, tiene una pecera enorme que puedes pasar por debajo de ella, tiene animales, como si estuvieses en una selva, elefantes, jirafas,  y hacen espectáculos como si cayese una tormenta, apagando las luces, con sonidos, está muy bien. Cuando regresábamos al hotel, nos paramos a comprar un cuadro hecho a mano, en el paseo del puerto, era el Golden Gate, y era alucinante como ese hombre hacía esos cuadros delante tuya con sprays y maderitas, vamos, por 8 dólares, los estaba regalando!! Paramos a hacer algunas compritas por Market Street y regresamos al hotel.

DÍA 14 (27 de Octubre):

Último día en la ciudad, ¡qué penita! Aunque he de decir que hemos aprovechado los días a tope. Bueno pues tocaba la otra parte de S.Francisco. esta vez usamos autobuses, ya que estaba más alejado que el día anterior. Este día recorrimos ALAMO SQUARE, las famosas casas televisivas, 7 casas victorianas de colores.

Nos dirigimos después a JAPANTOWN, el barrio japo de S.F, , es el más antiguo y grande de EEUU,  podréis ver una pagoda de 30 metros de alto, y justamente al lado encontrareis el Japan Center, un centro comercial lleno de restaurantes y tiendas japonesas, así que como ya estábamos allí, aprovechamos para comer, como no, sushi, hubo distintas opiniones, a quien le gustó más o menos, yo he de reconocer que no es mi comida preferida, pero tampoco estaba mal. 

También podréis ver Haight Ashbury, el barrio hippie, todo colorines, y lleno de bohemios, y como no, el famoso barrio de Castro, el barrio gay, la cuna de la homosexualidad, tenéis que verlo, yo aluciné, todo lleno de la bandera gay, y atentos a la gente, con un frío horrible, iba un hombre totalmente desnudo, con un taparrabos de lentejuelas doradas, un gorrito, una bufanda, y paseando a un perro!! Mundial!!! Como no, le saqué una foto…jaja.

Nuestra última visita fue al GOLDEN GATE PARK, es enorme, 5km por 1km, es prácticamente recorrerlo andando, así que lo recomendable es una bici o minibuses que podéis coger las veces que queráis, y salen muy baratitos. Intentad llevar un mapa del parque, tiene un montón de cosas, un jardín japonés decorado con bonsáis y pagodas, el jardín de Shakespeare con cientos de flores, una manada de búfalos americanos, ardillas, mapaches,  un molino gigante y un montón de cosas más, como una playa enorme en el extremo oeste. Cogemos bus y regresamos al Market Street, a darnos una vuelta por la zona y seguir de compritas en un centro comercial de la calle. Cuando llegamos al hotel, nos duchamos y nos vestimos para salir a cenar, como ya os dije, era una zona no recomendable, pero la verdad que era el último día allí, y bueno, muy mala suerte tendríamos que tener para que nos pasase algo, así que me di cuenta que en cuanto cruzamos la acera y subimos la calle, aquello era totalmente normal, gente normal, negocios normales, bares y restaurantes con gente normal, así que cenamos, nos bebimos las últimas cervezas americanas, hicimos las maletas a presión, y a dormir.

 

DÍA 15 (28 de Octubre):

Son las 04:00 de la mañana, el despertador!! Apuff! En pie, y directos a la estación de metro de POWELL,  a 3 o 4 minutos del hotel, y bueno, no había muchos zombies, había policías y bomberos, así que llegamos rápido para sacar el billete, ya que no podíamos perder el metro que nos llevaba al aeropuerto, porque para el siguiente no nos daría tiempo de coger el vuelo. Bueno, billete comprado, y he de decir, que gracias a un  “homeless” que nos ayudó a sacarlo, por que con la tarjeta de crédito no nos aclarábamos, así que el hombre se llevo unos dólares de propina. En media horita estábamos en SAN FRANCISCO INTERNATIONAL AIRPORT, preparados con las tarjetas de embarque y muy bien de tiempo, el avión salió a su hora, y llegamos una hora antes a Chicago de lo previsto, en vez de 4 horas tardamos 3 y poco; allí hicimos una escala de 4 o 5 horas, ya que hubo problemas con el siguiente vuelo, pero aprovechamos para comer y descansar un poco en el aeropuerto. Ya en el avión, de vuelta para Madrid, IBERIA, pero esta vez era más nuevo, menos mal, teníamos una pantalla para cada uno, no como en el de ida que había 5 para todo el avión, jeje, el vuelo se nos pasó muy rápido, en 6 horas estábamos en Madrid, y era…día 29 de Octubre, las 7:30 de la mañana, uff qué descontrol! El JET LAG nos esperaba….

 

 

RECOMENDACIONES GENERALES:

-Cambiad 300 dólares aproximadamente, lo demás pagadlo con tarjeta, aunque allí el cambio está moviéndose constantemente.

-No os llevéis mucha ropa, 3 pantalones, 5 camisetas, mudas, y 2 pares de tenis, suficiente, porque vais a compraros mucha ropa y alguna que otra maleta seguramente.

-Ropa de invierno o un poco más gordita para San Francisco, que hace frío.

-Un pañuelo para taparos la cara cuando hagáis la excursión de los indios navajos, de Antelope Canyon.

-¡¡VERY IMPORTANT!! ENCHUFES AMERICANOS para que carguéis móviles y cámaras.

 

PRESUPUESTO APROXIMADO POR PERSONA:

-El precio total del viaje, entre vuelos (MADRID-LA-S.FRANCISCO-CHICAGO-MADRID) , 14 NOCHES DE HOTEL, COCHE DE ALQUILER (5 PERSONAS POR 10 DÍAS) fue de 1580EU por persona, hay que sumarle la GASOLINA  de los 10 días, aproximadamente 3800km, nos salió a 70 euros por persona, y la COMIDA de todos los días y las entradas sobre 250 o 300 como mucho por persona, lo demás ya en compras. Este viaje estaba reservado desde marzo de 2013, de todas formas, organizándolo bien, sale económico.

RESERVA DE HOTELES CON DESCUENTO:

“SI HACÉIS VUESTRA RESERVA EN BOOKING.COM DESDE ALGUNO DE LOS  SIGUIENTES ENLACES: https://www.booking.com/s/56157316 ———– https://www.booking.com/s/bfd62361 DISFRUTARÉIS DE 15EUROS DE DESCUENTO EN VUESTRO ALOJAMIENTO ¡NO OS LO PERDÁIS! SERÁ VÁLIDO HASTA FIN DE PROMOCIÓN”